Mindfulness y espiritualidad: la práctica de la atención plena

Mindfulness y espiritualidad - Mireia Poch

Mindfulness y espiritualidad: la práctica de la atención plena

En este artículo comentaré la práctica central del Mindfulness: la práctica de la atención plena en el momento presente.

El poder de la atención plena

El poder de la atención plena en el momento presente es el poder de la vida misma: la vida sucede en el ahora. De la naturaleza que nos rodea es posible aprender a estar presente. Cuando miramos la naturaleza que tenemos alrededor sin calificarla, ya sea un árbol, ya sea una pequeña hoja, podemos maravillarnos de cuanta vida hay allí. No es posible estar en el ahora ni alcanzar el poder de la presencia si estamos pensando.

Para estar en el presente es necesario separarse de la voz que habla en nuestra mente. En el momento que detenemos la identificación con esta voz y cesamos de desarrollar pensamientos, entramos en otro estado. Es una quietud que antes no estaba, una sensación de bienestar que no tiene necesidad de nada. Es la alegría del SER.

Ponlo en práctica

Mira si puedes prestar atención a cualquier cosa que te ofrezca el presente, cualquier cosa que suceda en este instante. Esto significa entrar de lleno en el instante. Podemos hacer esto usando cualquiera de los sentidos, por ejemplo siguiendo un sonido o bebiendo un café, estando plenamente en cada sorbo, en cada pausa, en cada variación del sabor. Haz esto sin prestar demasiada atención al movimiento del pensamiento, a los juicios y expectativas. No hay necesidad de hacer nada. Transfórmate en el observador de tus sensaciones, de tus emociones de tus pensamientos. Sin que se vuelva un hacer. Es un simple estar, un estar atento a eso que es, a lo que hay.

La práctica asidua de la observación silenciosa nos permite percibir que detrás de la actividad mental, detrás de las emociones, es la conciencia misma la que esta observando. Allí ya no permanece ningún “yo”. El observador silencioso que percibe no es un yo, es un estado de presencia, solo conciencia. No hay nada que hacer, nada que comprender, ni analizar, ni dirigir. Este observador no es forma sino esencia. A esta esencia se refieren muchos  caminos espirituales a través de los siglos y también se refiere Eckart Tolle en su libro “El poder del Ahora”. Desde la atenta observación que es conciencia y que siempre está en el presente podemos mirar las sensaciones, las emociones, los sentimientos, los estados de ánimo, los pensamientos, y los acontecimientos sin identificarnos con nada de todo esto.

Cuando podemos permanecer más tiempo presentes, no nos identificamos tanto con la mente pensante. Nuestra mente deja de estar tan abarrotada de pensamientos y empezamos a notar espacios en que no etiquetamos, ni juzgamos, ni controlamos. El silencio empieza a tomar el lugar que antes ocupaba el ruido mental.

Te ofrezco mi programa de Mindfulness solidario para profesionales para que puedas descubrir por ti mismo/a el mindfulness. Puedes contactar conmigo y concertar cita desde el apartado contacto.

 

 

Mireia Poch
Mireia Poch
mireia@mireiapoch.com

Coaching y mindfulness Solidario para profesionales

No Comments

Post A Comment

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Al continuar navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR