El coaching puede ayudar a despertar la espiritualidad

Coaching Generativo - Mireia Poch

El coaching puede ayudar a despertar la espiritualidad

“El ser humano forma parte de ese todo que denominamos “universo” una parte limitada en el tiempo y el espacio. En una especie de ilusión óptica de su conciencia, experimenta sus pensamientos y sus sentimientos como si estuviesen separados del resto de ese todo. Esta ilusión es una especie de prisión para nosotros, que nos limita a nuestros deseos personales y al afecto por unas cuantas personas próximas a nosotros. Nuestra tarea debe consistir en liberarnos de esta prisión, expandiendo nuestro circulo de compasión para que abarque a todas las criaturas vivientes y a la naturaleza toda en su belleza.” Albert Einstein

El Coaching generativo va orientado al despertar espiritual

El Coaching también puede acompañar a despertar la dimensión espiritual. Es lo que Roberts Dilts explica tan sabiamente en su libro “Coaching, herramientas para el cambio” de la editorial Urano. Este tipo de Coaching se llama generativo o esencial. Este tipo de Coaching es el que más me apasiona. En mi trabajo como coach me llegan personas que han despertado y que quieren materializar su sueño y otras que buscan dar sentido a su vida y que están buscando respuestas a la pregunta “¿qué he venido yo a hacer a esta vida?”.

En algunos casos les ofrezco el programa de coaching de propósito de vida y en otros les aconsejo empezar por el programa de Mindfulness. Cada alma está en su momento de evolución y se va planteando preguntas a medida que le es posible. Aconsejar a cada persona qué es lo mejor para ella en el momento evolutivo que está es delicado. Requiere mucha sensibilidad, mucha empatía y mucho amor. Muchas veces es un intenso sufrimiento el que lleva a la persona a buscar respuestas, otras veces son revelaciones que la persona recibe gratuitamente sin haberlas buscado. Cada persona es un mundo.

El diccionario define despertar como “emerger del sueño” o “cobrar plena conciencia, percatarse y apreciar”. Los tiempos de crecimiento y transformación en nuestra vida suelen ir acompañados de esta clase de “despertares”. Nuestros mapas mentales de quienes somos y de lo que es posible en el mundo se amplían y percibimos las limitaciones anteriores de una forma completamente diferente.

Los resultados del despertar suelen ser una sensación renovada de propósito y sentido, una conciencia expandida y una revitalización física. El despertar está frecuentemente relacionado con reconectar con nuestras motivaciones al nivel más profundo. Por consiguiente, el despertar suele acompañar a transiciones importantes en nuestra vida personal o profesional.

La figura del coach como despertador

Es evidente que no se puede despertar a otros si uno mismo aún está dormido. El “despertador” despierta a otros a través de su integridad y congruencia. El despertador pone a otras personas en contacto con su respectivas misiones y visiones porque el mismo lo está con las suyas.

Ayudar a otros a despertar requiere sensibilidad y habilidad.

El gran físico danés Nils Bohr señaló que hay dos clases de verdad; la superficial y la profunda. Según Bohr en una verdad superficial lo opuesto es falso. En una verdad profunda, lo opuesto también es verdadero. La belleza y la fealdad son verdades profundas. Los despertadores suelen despertar a otras personas a esta clase de verdad más profunda y una vez saben que ambos opuestos son verdaderos pueden elegir dónde colocar su energía.

Una condición clave para alcanzar comprensiones profundas y despertares consiste en la habilidad de colocarse en un estado de “no saber”. Cuando una persona entra en un estado de no saber trata de abandonar cualquier presuposición existente, para poder obtener de este modo una visión fresca y no condicionada de determinada situación o experiencia.

El Mindfulness constituye otro portal al despertar. Centrar la atención en el aquí y ahora nos permite abrir los sentidos al mundo que nos rodea. De este modo dejamos de lado presunciones conscientes e interferencias y creamos un canal despejado para nuestras competencias inconscientes.

El vínculo entre consciente y subconsciente constituye un elemento clave para el despertar.

Bajo numerosos aspectos, despertar es el resultado de llevar a la conciencia lo que ya es conocido a nivel subconsciente.

Ahora después de muchos años de haber acabado mi proceso psicoanalítico me doy cuenta de la relación que tiene el psicoanálisis con el Coaching. La mayor parte de coachs no han pasado por un proceso psicoanalítico y en su momento cuando empecé en el Coaching me encontré completamente fuera de lugar, nadie valoraba mi proceso psicoanalítico largo y duro e incluso lo despreciaban y lo ridiculizaban. Fue realmente penoso. Estuve buscando desesperadamente algún coach que se hubiera psicoanalizado y no encontré absolutamente a nadie. Pero ahora puedo valorar con mucho agradecimiento el intenso trabajo que realicé, porque el haber elaborado mi propio inconsciente me permite una enorme libertad para acompañar a los demás, nada me da miedo y puedo ayudar a despertar el propio inconsciente de mis clientes, donde me doy cuenta que están muchas de las respuestas a las preguntas que se plantean.

Mireia Poch
Mireia Poch
mireia@mireiapoch.com

Coaching y mindfulness Solidario para profesionales

No Comments

Post A Comment

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Al continuar navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR