Mindfulness y ciencia :ocho semanas de meditación cambian la estructura del cerebro

La meditación puede cambiar el cerebro - Mireia Poch

Mindfulness y ciencia :ocho semanas de meditación cambian la estructura del cerebro

Articulo  basad0 en un artículo de J de Jorge publicado en www.abc.es/ciencia

La meditación puede provocar cambios considerables en las estructuras del cerebro.

No lo dice un grupo new age ni unos amantes de la pseudociencia o de la falsa espiritualidad sino un equipo de psiquiatras liderado por el Hospital General de Massachusetts, que ha realizado el primer estudio que documenta el cómo ejercitar la meditación puede afectar al cerebro. Según sus conclusiones publicadas en la revista psychiatry Research, la práctica de un programa de meditación durante ocho semanas puede provocar considerables cambios en las regiones cerebrales relacionadas con la memoria, la autoconciencia, la empatía y el estrés.

Es decir, que algo considerado espiritual nos transforma físicamente y puede mejorar nuestro bienestar y nuestra salud.

“Aunque la práctica de la meditación esta asociada a una sensación de tranquilidad y relajación física, los médicos han afirmado durante mucho tiempo que la meditación también proporciona beneficios cognitivos y psicológicos que persisten durante todo el día“, explica la psiquiatra Sara Lazar autora principal del estudio. “La nueva investigación demuestra que los cambios en la estructura del cerebro pueden estar detrás de esos beneficios demostrados, y que la gente no se siente mejor solo porque se han relajado”, apunta. Lazar ya había realizado estudios previos en los que había encontrado diferencias estructurales entre los cerebros de los profesionales de la meditación con experiencia en este tipo de prácticas y los individuos sin antecedentes como, por ejemplo, un mayor grosor de la corteza cerebral en areas asociadas con la atención y la integración emocional.

Para el estudio actual, los científicos tomaron imágenes por resonancia magnética de la estructura cerebral de 16 voluntarios dos semanas antes y después de realizar un curso de meditación de ocho semanas, un programa para reducir el estrés coordinado por la Universidad de Massachusetts. Se descubrió una disminución de la materia gris en la amígdala cerebral, un conjunto de núcleos de neuronas localizadas en la profundidad de los lóbulos temporales, lo que esta relacionado con una disminución del estrés. Ninguno de estos cambios fue observado en el grupo de control formado por otros voluntarios lo que demuestra que no fueron resultado solo del paso del tiempo.

“Es fascinante ver la plasticidad del cerebro y cómo mediante la práctica de la meditación podemos jugar un papel activo en el cambio del cerebro y puede aumentar nuestro bienestar y calidad de vida.”

¿Cómo podemos meditar?

La práctica de la meditación consta de varios pasos:

  1. Poner intención en el rato que vamos a meditar. Empezaremos por 10 minutos o un cuarto de hora cada día
  2. Ponerse en la postura adecuada. Sentados en una silla con los pies paralelos apoyados en el suelo, la espalda recta.la cabeza alineada con la espalda y las manos descansando sobre las rodillas. Cerramos los ojos
  3. Empezar a sentir la respiración. observar como el aire entra por las fosas nasales, entra en los pulmones y sale otra vez por las fosas nasales.
  4. Notar que la respiración se hace cada vez mas lenta y mas profunda y que el aire llega hasta el abdomen desplazando hacia delante la pared abdominal
  5. Notar como se va relajando el cuerpo. Si nos llegan pensamientos a la mente simplemente los observamos los dejamos pasar y volvemos a observar la respiración.
  6. Con la práctica cada vez notaremos que estamos mas en la respiración y no nos vamos tanto a la mente con lo que la mente se queda en blanco y se relaja. Estamos dando muchas vitaminas a nuestro cerebro.
  7. Cuando suene el despertador nos moveremos poco a poco empezando a mover los pies y las piernas, las manos y los brazos, la cabeza y finalmente abrimos los ojos.

 

Es aconsejable buscar un lugar de la casa en el que estemos tranquilos, no nos interrumpan y nos sintamos en una zona agradable. No aconsejo poner música.

Si alguno de los lectores de Barcelona esta interesado en el mindfulness y en la práctica de la meditación yo le acompaño solidariamente. Podéis poneros en contacto conmigo a través de la página de contacto. Meditar requiere tiempo y przctica constancia. No hay otro screto .Sin regularidad no hay resultados. Los resultados empiezan a notarse al cabo de unas semanas.

Se puede meditar por la mañana o por la noche antes de acostarse. Es importante para establecer la rutina fijarse un horario fijo si es posible. Si la meditación se hace por la noche puede ser una buena ayuda para conciliar el sueño para aquellas personas que tengan dificultades en dormirse. Si se hace por la mañana al levantarse se ayuda al cerebro a que piense con mas claridad a lo largo del día. Cada persona ha de encontrar el momento que le vaya mejor. También se puede meditar en grupo.Si buscáis por internet localizareis muchos centros donde se practica la meditación en grupo. La meditación en grupo suele darse solo una vez por semana y suele durar entre hora y hora y media. Hay distintos tipos de meditación La que os he expuesto es la que yo practico y esta basada en Mindfulness pero hay otros tipos de meditación: la meditación zen, la meditación trascendental, la meditación vipassana, etc.

Cada persona ha de buscar aquella meditación que le vaya mejor según su carácter y personalidad.

Tags:
Mireia Poch
Mireia Poch
mireia@mireiapoch.com

Coaching y mindfulness Solidario para profesionales

No Comments

Post A Comment

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Al continuar navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR