El coaching puede ayudar a estructurar el tiempo en el trabajo

Estructurar el tiempo en el trabajo - Mireia Poch

El coaching puede ayudar a estructurar el tiempo en el trabajo

Una de las frases que suelo escuchar frecuentemente en los procesos de coaching que acompaño es: “No tengo tiempo”.

El tiempo es un recurso absolutamente atípico y diferente de todos los que habitualmente manejamosEs peculiar en el sentido que no se puede ganar ni tener, ni por consiguiente perder. El tiempo es una paradoja; el más valioso porque no es sustituible y el más socializado. La vida pasa hagas lo que hagas. No se puede almacenar trozos de tiempo.

 

  • Las cinco características  esenciales del tiempo: Las cinco “I”

    • Imprescindible. Nada se puede hacer si no se dispone de tiempo.
    • Insustituible. Ningún otro bien puede usarse en su lugar.
    • Inexorable. No se puede almacenar. Si no se usa se pierde.
    • Igualitario. Es el único bien socializado. El día tiene 24 horas para todo el mundo .
    • Inelástico. El día tiene 24 horas y las horas 60 minutos, ni más, ni menos. Así de rígido.

Peter Drucker señala que el tiempo es el recurso más importante de un directivo y quien no sabe administrar su tiempo, no sabe administrar nada.

La distribución del tiempo de un directivo está condicionada  por sus drivers de  vida. Dos personas con la misma preparación técnica y desarrollando la misma actividad pueden estructurar su tiempo de forma muy distinta y posiblemente también obtengan resultados diferentes.

No podemos parar el tiempo, pero sí podemos invertir algo de nuestro tiempo para analizar cómo lo podemos utilizar mejor.

Algunas sugerencias:

  • Poner por escrito los objetivos y tener bajo control un plan estratégico personal .
  • Escribir una lista de las actividades diarias.Ordenarlas por prioridades y ocuparse antes de la mas importantes
  • Adjudicar tiempo a cada actividad y vigilar su cumplimiento.
  • Trabajar en un entorno despejado de objetos y papeles inútiles
  • Controlar las interrupciones y las visitas inesperadas
  • Evitar la inclinación a dejar las cosas que menos nos gusta hacer para otro día .
  • Delegar las tareas adecuadas en las personas idóneas y con el método más eficaz y evitar que los colaboradores deleguen de nuevo en uno mismo.
  • Evitar solventar tareas que otros personas pueden desempeñar perfectamente.
  • Preparar la información de soporte necesaria antes de iniciar una tarea.
  • Evitar las reuniones innecesarias.
  • Ser capaz de decir NO en el momento oportuno.
  • Limpiar cada día la bandeja de entrada y de salida del correo electrónico.

 

Mireia Poch
Mireia Poch
mireia@mireiapoch.com

Coaching y mindfulness Solidario para profesionales

No Comments

Post A Comment

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Al continuar navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR