El coaching puede acompañar en la dimensión espiritual

La Dimension espiritual en el coaching - Mireia Poch

El coaching puede acompañar en la dimensión espiritual

Según el modelo de niveles neurológicos de Bateson, el nivel más profundo es el nivel espiritual y se refiere a la experiencia subjetiva de formar parte de un sistema mayor o “campo” que va mucho más allá de nosotros mismos y conecta todas las cosas dentro de un todo mayor. Como personas, somos subsistemas de éste campo más grande. Éste campo o mente mayor al que se refiere Bateson es quizás lo que experimentamos como “Dios”.

El nivel espiritual está relacionado con el sentido del SER que va más allá de la imagen que tenemos de nosotros mismos, de nuestros valores, de nuestros pensamientos, de nuestras acciones y de nuestras sensaciones. Es el nivel de CONCIENCIA que normalmente nos proporciona un mayor contexto que da sentido y propósito a nuestra vida.

En el coaching generativo, el coach actúa como despertador, acompañando a la persona en su crecimiento al nivel del espíritu, la visión y la misión.

Es obvio que no se puede despertar a otros si todavía estamos dormidos. Así, la primera tarea del coach es despertarse a sí mismo y mantenerse despierto. El coach pone a otras personas en contacto con sus propias misiones y visiones estando plenamente en contacto con su propia visión y misión.

El físico Nils Bohr señaló que hay dos clases de verdad, la superficial y la profunda. Según Bohr, en una verdad superficial lo opuesto es falso. En una verdad profunda lo opuesto también es verdadero. Bohrs se refiere al concepto de que los elementos físicos básicos tales como los electrones son a la vez onda y partícula. Lo mismo ocurre con las verdades psicológicas profundas.

El coach puede ayudar al coachee a experimentar el principio de verdad profunda de Nils Bohrs, el concepto de que en una verdad profunda lo opuesto es igualmente cierto.

Normalmente pensamos y sentimos en términos de dualidad: bueno/malo. Aceptamos unas partes de nosotros mismos y rechazamos otras. Esta forma de captar nuestra realidad interior nos hace estar en un estado de conflicto.

La aceptación del conflicto interior nos abre a un campo o sistema mayor en que la tensión se convierte en expansión.

Cuando el coach actúa como despertador tiene presente que la vida es un vasto misterio con posibilidades infinitas. Si las personas experimentasen que son valiosas y aceptables tal como son, podrían percibir y elegir más opciones y por consiguiente ser más libres para evolucionar en cualquier opción deseada.

Ejercicio

Quisiera compartir con los lectores el ejercicio que practicamos en el curso “The art of generative coaching” de Dilts y Gilligan y que gracias al mismo pude experimentar profundos efectos en el nivel del SER.

Busca un compañero de trabajo con el que puedas establecer una relación de confianza y proponle el ejercicio.

El ejercicio consta de cinco pasos:

1- Buscad un lugar tranquilo, en el que no os puedan interrumpir.

Sentaros uno delante del otro y tomaros un tiempo para centraros y expandir la conexión de la relación. Sentid vuestro cuerpo, vuestras sensaciones. Sentid que estáis sentados correctamente, con los dos pies apoyados suavemente  en el suelo.Sentid vuestra columna vertebral alineada. Cerrad los ojos y conectad con vuestra respiración. Sentid  la inspiración y la espiración del aire. Sentid cómo la respiración se hace cada vez más lenta y más profunda. Sentid cómo el aire que inspiráis y exhaláis crea un campo de conexión entre los dos. Cuando os sintáis calmados y preparados, abrid los ojos y conectar vuestras miradas con suavidad.

2- La persona A dice lentamente a B dos afirmaciones :

  • Lo que yo quiero que tú veas en mí es que yo soy… (por ejemplo generoso/a, creativo …)
  • Lo que yo no quiero que tú veas en mí es que yo soy… (por ejemplo miedoso, frágil …)

3 -La persona B escucha atentamente las afirmaciones de A y acompañando  con su respiración lenta dice a A:

  • Yo veo que tú eres … (primera afirmación de A)
  • también veo que tú eres… (segunda afirmación de A)
  • y veo que eres los dos
  • y honro y veo y me alegro que eres mucho, mucho más.

4 -Se intercambian los roles. B hace dos afirmaciones y A da los feedbacks.

5 -A y B se agradecen el intercambio con algún gesto que puede ser un abrazo, cogerse las manos, inclinar la cabeza etc.

 

Os invito a practicar este ejercicio y a compartir el resultado de esta experiencia en el apartado de comentarios de este post.

 

 

Mireia Poch
Mireia Poch
mireia@mireiapoch.com

Coaching y mindfulness Solidario para profesionales

No Comments

Post A Comment

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Al continuar navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR